Apenado y confuso porque ha discutido con su novia por teléfono, un hombre intenta atravesar la congestionada ciudad de Sao Paulo para arreglar las cosas en "The Milky Way".

Apenado y confuso porque ha discutido con su novia por teléfono, un hombre intenta atravesar la congestionada ciudad de Sao Paulo para arreglar las cosas en “The Milky Way”. Esta película, notable por su inventiva y su ánimo juguetón, muestra perfectamente el sentimiento de culpa que causa hablar dominado por la ira y no poder arreglar luego los problemas ocasionados porque el mundo se pone cruelmente en tu contra.

En su segunda película, Lina Chamie (“Tonica Dominante,” 2000) muestra una ejecución no lineal muy compleja. La película no es que se vaya quedando sin fuerza, pero sí que va agotando la intensidad conseguida inicialmente. A pesar de que el filme se hace menos gratificante cerca del final, la conmovedora trama hace que merezca la pena.

A lo largo de continuos saltos de escena el escritor y profesor universitario Heitor (Marco Ricca), presa del pánico, sale corriendo a la calle sin saber muy bien hacia dónde ir. Acaba de tener una discusión incómoda con su novia, la mucho más joven Julia (Alice Braga), una actriz encantadora que dejó los escenarios para hacerse veterinaria.

A medida que su conversación se ha ido endureciendo, ha acusado a Julia de preferir a un atractivo actor de su edad, Thiago (Fernando Alves Pinto). Lleno de remordimiento, Heitor se mete en el coche, pero el tráfico está completamente parado.

La obra se basa, principalmente, en la reflexión en forma de flashback de Heitor acerca de los mejores momentos de su relación de tres años con Julia, ahora en peligro, desde el día en que la vio por primera vez, semidesnuda, en una alborotada representación teatral.

Mientras espera aferrado al volante, Heitor se imagina a Thiago encontrándose con Julia antes que él y suplantándole. En su camino, Heitor encuentra carteles y grafitis que, al igual que la radio de su coche, parecen dirigirse directamente a él, así como lo hacen un atracador filosófico, niños de la calle, un perro desafortunado y gran parte de sus propios recuerdos.

La directora (que tiene un máster en música) juega valientemente con la mezcla de imagen y sonido, sin asustarse al poner a partes silenciosas del metraje música que va desde Schubert y Satie a la melodía de los dibujos animados de Tom y Jerry.

La mezcla de comedia y tragedia puede no atraer a todos los públicos, pero la directora tiene una visión que transmitir, aumentada por la enormidad de Sao Paulo, la segunda ciudad con más habitantes de América latina después de Ciudad de México.

Aunque casi nadie discutiría las ventajas de enamorarse, la obra cuestiona indirectamente la visión global del automóvil como medio de transporte eficiente.

Click here to read the English-language review of this film.

A via lacteal

Brasil

Production

Una producción de Girafa Films. (Ventas internacionales: Bras Filmes). Producida por Lina Chamie, dirigida por Lina Chamie. Guión, Aleksei Abib; Actúan: Marco Ricca, Alice Braga, Fernando Alves Pinto.

Crew

Cámara (color), Katia Coelho; editor, Andre Finotti; diseñadora de producción, Mara Abreu; sonido (Dolby), Louis Robin. Vista en Cinematheque Francaise, París, el 11 de mayo de 2007. (Semana de la crítica del festival de cine de Cannes) Duración: 86 minutos

Filed Under:

Follow @Variety on Twitter for breaking news, reviews and more
Post A Comment 0