La alianza con Telefónica puede fortalecer su posición negociadora ante las majors

MADRID — Sogecable, operador dominante en la TV de pago de España, contraataca desde el frente del triple-play. Y los grandes estudios de Hollywood deberían tomar nota.

A partir del 30 de noviembre, la compañía gestionada por Prisa unirá fuerzas con Telefónica para ofrecer el paquete de triple-play Trío Plus, que incluye su servicio de TV vía satélite Digital Plus.

Antes, hacia finales de septiembre, Sogecable habrá lanzado iPlus, el descodificador de nueva generación y grabador de vídeo con disco duro de 160 Gb que permite almacenar más de 80 horas de programación.

“Ambas son apuestas decididas por situarnos en la vanguardia tecnológica”, explica Álex Martínez Roig, director de Contenidos de Digital Plus.

Trío Plus ofrecerá Digital Plus junto a los servicios de Internet de banda ancha y telefonía de Telefónica en cerca del 50% del mercado español, donde no alcanza Imagenio, la televisión IP de Telefónica.

El acuerdo permite a Sogecable poner un pie en el negocio de la banda ancha, compensando la carencia de servicios interactivos de Digital Plus.

Los dos socios también se aliarán para adquirir contenidos para Imagenio y Digital Plus, con Sogecable manejando las compras. “Vamos a unir nuestras bases de clientes para negociar de forma conjunta contenidos para VOD y canales de pago con los grandes estudios”, señala Luis Velo, director general de Proyectos Multimedia de Telefónica de España.

“La alianza es una simbiosis”, opina Luis Fañanas, analista de Deutsche Bank. “Telefónica necesita parar la competencia en triple-play y a Sogecable cualquier crecimiento adicional en el número de abonados le viene de maravilla”.

Porque Sogecable afronta una rivalidad cada vez más dura. Según Screen Digest, Digital Plus cuenta con el 54,4% del mercado de la TV de pago, frente al 35,7% del cable y el 9,9% de la IPTV. Pero el crecimiento de las suscripciones a Digital Plus se ralentiza: de julio’06 a junio’07 la cifra sólo se ha incrementado en un 3,3%, hasta los 2.056.000, mientras que en el mismo periodo anterior había ganado el 12%.

Las perspectivas de crecimiento para la IPTV son mejores. Imagenio, lanzado en 2005, contaba con 450.925 clientes a 30 de junio, acaparando en torno al 50% de la ganancia neta de clientes de la TV de pago en el último año. La clave es el triple-play.

“No tenemos vocación de liderazgo en el mercado de TV de pago”, dice Velo. “Somos un operador de telecomunicaciones y lo que queremos es liderar el triple-play.” Pero sin TV de pago, el triple-play no es posible.

El principal adversario de Imagenio en el mercado del triple-play, el cable operador ONO, cuenta entre sus accionistas con grupos como General Electric, Caisse de Dépôt et Placement du Québec, Thomas H. Lee Company, Banco de Santander y Multitel.

Desde 1998, ha invertido unos 9.000 millones de euros en una red de fibra óptica de 45.000 kilómetros, dando cobertura a unos 6,3 millones de hogares. El servicio de televisión de ONO tenía a 30 de junio 922.254 clientes, pero ha experimentado un bajo crecimiento del 2,3% de julio’06 a junio’07. La compañía acaba de reestructurar su oferta televisiva añadiendo tres nuevos paquetes de canales, cuenta Carlos Navia, director de Contenidos de TV en ONO.

“La TV es probablemente el mercado más difícil para ONO. Para los operadores que arrancan, el coste de los contenidos convierte a la TV en el negocio de menor margen y hace más difícil a la compañía competir en precios”, asegura Chris Ucko, analista de Credit Sight.

Y ONO se enfrenta además a otros competidores. Entre las nuevas compañías que comercializan IPTV dentro de una oferta triple-play en España aparecen Orange TV y Yacom TV, ambas controladas por el gigante galo France Telecom, que suman 302.000 suscriptores a su servicio televisivo, además de Jazztelia TV y Superbanda.

“En los próximos cinco años, Digital Plus mantendrá su posición dominante pero su cuota de mercado caerá hasta un 46,3%. El mayor crecimiento irá a la IPTV, que tendrá un 16,7%, mientras el cable se mantendrá estable”, estima María Aguete, analista de Screen Digest.

El desafío para Sogecable no son sólo sus rivales: es el mercado de la TV de pago en sí mismo. Con 3,9 millones de suscriptores para un total de 14,03 millones de hogares con TV, el porcentaje de penetración del 27,8% con que cuenta España palidece ante los de Alemania (64,2%), Reino Unido (47,7%) y Francia (40,6%).

Uno de los problemas de la TV de pago es la piratería. “Es muy difícil mantener una TV de pago cuando el usuario medio en España está acostumbrado a descargar los contenidos desde eMule”, comenta Gema Solana, responsable de Contenidos en Jazztel, la empresa de telecomunicaciones que opera Jazztelia TV.

Otro es la política. “La aprobación hace diez años de la ley reguladora de emisiones deportivas ha impedido que el fútbol haya actuado como el motor de la TV de pago tal como lo hizo en Reino Unido y Francia”, apunta Martínez Roig.

Pero el fútbol es aún así el gran impulsor de la TV de pago. De los 8 millones de compras de programación realizados en España durante el primer trimestre de este año, 5,6 millones fueron partidos de fútbol y 2,1 millones correspondieron a películas.

Tradicionalmente dueño de los derechos deportivos para la TV de pago, Sogecable encara ahora un nuevo gran desafío después de que su rival Mediapro le haya arrebatado -a un espectacular precio- los derechos de la Liga española de fútbol.

Filed Under:

Want Entertainment News First? Sign up for Variety Alerts and Newsletters!
Post A Comment 0