You will be redirected back to your article in seconds

La nueva locomotora

"El laberinto del fauno", "Alatriste" y "Los Borgia": buques insignia de un cambio impulsado por las televisiones en España

BARCELONA — El “hombre pálido”, una criatura subterránea con la expresión de un lagarto, coge dos ojos que tiene en el plato enfrente de él, se los incrusta en las palmas de las manos situándoselas sobre el rostro y aterroriza a una muchacha.

La escena pertenece a “El laberinto del fauno”, de Guillermo del Toro, una película que ha hechizado a espectadores de todo el mundo. El cien por cien del talento de “El laberinto” está en su casting, en su fantástico equipo hispano-mejicano y en la vigorosa inspiración de Guillermo del Toro. Pero el 78% de su presupuesto fue aportado por Telecinco. “El laberinto” es un ejemplo señero de cómo las televisiones están dibujando un nuevo paisaje cinematográfico en España.

Tres producciones de 2006, todas financiadas por cadenas privadas españolas (“Los Borgia”, de Antonio Hernández, “Alatriste”, de Agustín Díaz-Yanes y “El laberinto”) han establecido nuevos hitos, amén de diferentes modelos de negocio, para el sector cinematográfico español.

De hecho, las televisiones son la nueva locomotora de la industria del cine en España, extendiendo incluso en el camino su campo de acción al fortalecimiento de sectores menos conocidos en nuestro país, como el de la posproducción, maquillaje y efectos especiales. Recordemos el Oscar a David Martí y Montse Ribé por el maquillaje de “El laberinto”.

Con su inversión en cine, las televisiones han hecho de la necesidad una virtud. La ley aprobada en 1999 estipulaba una obligación de inversión del 5% de sus ingresos en películas europeas. Con la modificación en 2001, el 3% de tales ingresos, quedaba reservado para películas en un idioma del estado español.

La obligación es considerable. En 2005, las cadenas de televisión invirtieron en total 100,8 millones de euros ($135,4 millones) en la compra de derechos o en la cofinanciación de películas españolas, lo que supuso aproximadamente un tercio de la inversión total española en cine.

Comparemos estas cifras con las europeas. Son sustancialmente inferiores a las de Francia, donde, también con un sistema de cuota, la financiación de películas francesas en 2006 ascendió a 263,5 millones de euros ($353,8 millones); y probablemente estén por debajo de la inversión de las televisiones italianas, estimada en 111,7 millones de euros ($150 millones).

Pero empequeñecen a las del Reino Unido, donde la BBC y Channel 4 -los inversores más activos del país en cine- aportaron sólo 29,3 millones de euros ($39,4 millones) en su conjunto para películas británicas en 2006.

Además, el compromiso de las televisiones españolas está aumentando.

“Los ingresos anuales de las televisiones han crecido, lo que nos obliga a aumentar la inversión”, dice Álvaro Augustín, consejero delegado de la recientemente creada Telecinco Cinema, la nueva división cinematográfica de Estudios Picasso.

Resulta también llamativo el que las televisiones estén acompañando sus bríos presupuestarios con proyectos bandera.

“Los productores reciben la misma ayuda a la amortización por una película de 2 millones de euros que por otra de 25. Así que prefieren hacer cuatro pequeñas en lugar de una grande”, dice Teddy Villalba, director de ficción de Antena 3 Televisión.

Mejor capitalizadas como están, las cadenas de televisión, pueden asumir con más comodidad un mayor riesgo de inversión. Las cadenas han subido sus apuestas iniciales aportando la mayor parte de los 23 millones de euros ($28

millones) de “Alatriste”, los 13,7 millones de euros ($18,4 millones) de “El laberinto” y los 10 millones de euros ($13,4 millones) de “Los Borgia”.

“El cine español no puede quejarse de no tener dinero. (…) Se hacen muchísimas películas. Mucho dinero y películas muy pequeñas; esto es como regar un bonsai con una cisterna de 16.000 litros”, añade Villalba.

Aunque más dinero no garantiza, naturalmente, un éxito de taquilla. “Tirante el Blanco”, con un presupuesto de 10,9 millones de euros ($14,7 millones), sólo recaudó 1,6 millones de euros ($2,1 millones).

Sin embargo, tanto “El laberinto” como “Los Borgia” han generado beneficios.

“Los Borgia” se hizo con 7,5 millones de euros ($9 millones) en la taquilla española. Se han distribuido 13.000 copias en DVD para alquiler y se estima que las ventas en DVD generarán algo más de un millón de euros. Villalba calcula las ventas internacionales en 3 millones de euros ($4 millones) y la ayuda estatal sumó 1 millón de euros ($1,3 millones). Si a esto añadimos los derechos de emisión de Antena 3 TV y Canal Nou -la televisión pública valenciana-, el saldo que arroja es positivo.

Los presupuestos más grandes permiten también más ambiciones creativas, estrellas y un abanico más amplio de posibilidades. Además de una película de época protagonizada por Viggo Mortensen, la imaginación desbordante de Guillermo del Toro en el marco de la posguerra civil española, y la morbosa fascinación que la legendaria saga de los Borgia concita, tendremos un thriller con asesino en serie en “The Oxford Murders” (“Los crímenes de Oxford”), protagonizada por Elijah Wood, Leonor Watling y John Hurt y co-producida por Telecinco.

Antena 3 TV co-producirá la película que Woody Allen rodará este verano en Barcelona, en cuyo casting figurarán Scarlett Johansson, Penélope Cruz, Javier Bardem y Rebecca Hall.

Con su olfato para las audiencias, Antena 3 TV y Telecinco han aportado nuevos ímpetus para el marketing de las películas y una nueva sofisticación en materia de producción. Antena 3 TV ha creado cinco líneas de producción diferentes, a la manera de las divisiones de las majors, lo que permitirá un mejor posicionamiento del producto en el mercado y una mayor especialización en las audiencias. Bajo el lema de “Grandes Producciones” tienen en preproducción “¡Independencia!”, de Alejandro Toledo, una película ambientada en el sitio a Zaragoza por parte de las tropas napoleónicas, con un presupuesto de 24 millones de euros ($32 millones). Antonio Hernández dirigirá “Garbo”, un thriller de espionaje en la Segunda Guerra Mundial, y Miguel Bardem “Mortadelo & Filemón. Misión: Salvar la Tierra”, la primera película de On Pictures, que coproducirá con Antena 3 TV.

Telecinco diversifica también su apuesta con un variado portfolio.

“Nuestra intención es hacer un proyecto grande al año y una o dos películas con directores noveles dándoles una oportunidad de verdad”, explica Augustín. Las coproducciones van desde “The Argentine” y “Guerrilla (dos películas sobre el Ché Guevara dirigidas ambas por Steven Soderbergh y protagonizadas por Benicio del Toro) a “El orfanato”, de Juan Antonio Bayona, presente en la Semana de la Crítica en Cannes, pasando por un documental sobre Maradona dirigido por Emir Kusturica.

Las ambiciones de grandes proyectos no se reducen a Telecinco y Antena 3 TV.

En el Festival de Berlín, el productor José María Morales (Wanda Visión) anunció que Fernando Pérez (“La vida es silbar”, “Suite Habana”) dirigiría una película sobre José Martí como parte de una colección de cinco a siete producciones, bajo el título de “Libertadores”.

La colección de películas girará en torno a figuras latinoamericanas que lucharon por la independencia. José Martí (Cuba), José Francisco de San Martín (Argentina), Simón Bolívar (Venezuela), Túpac Amaru (Perú), José Artigas (Uruguay), Joaquim José da Silva Xavier, “Tiradentes” (Brasil) y un líder mexicano que se añadirá, serán los protagonistas de la serie que estará coproducida por Wanda, el actor y productor Sancho Gracia y RTVE.

Según David Martínez, nuevo director de ficción de RTVE, la cadena se encuentra en proceso de definir su estrategia de inversión. Martínez, desde Voz Audiovisual, en Galicia, fue uno de los promotores de “Garbo” (con un presupuesto de 10 millones de euros -$13,4 millones), ahora impulsada por Antena 3 TV. Su currículo sugiere que no le asustan las películas de altos costes.

Por su parte TVC cofinanciará “1714”, una película y miniserie coproducidas por DeAPlaneta y Mediapro.

Hay algunas interrogantes, sin embargo, que se ciernen sobre este nuevo impulso hacia las producciones de presupuestos abultados.

Es difícil producir una película apropiada tanto para las audiencias televisivas como para las de salas de cine, siendo éstas últimas en general más jóvenes. ¿Será “El laberinto del fauno” una película de primetime?

Otra de las dudas corresponde al papel que los productores independientes -todavía impulsores de películas de alto presupuesto- asumirán en este nuevo paisaje.

En cualquier caso, una cosa parece clara, el equilibrio de fuerzas entre el sector de la producción y el de las televisiones se ha alterado. Sobre este paisaje, el de la producción española, han aparecido algunos gigantes que han iniciado una revolución.

More Scene

  • SAG Awards Prep

    Sneak Peek at 2018 SAG Awards Post-Show Gala

    BARCELONA — El “hombre pálido”, una criatura subterránea con la expresión de un lagarto, coge dos ojos que tiene en el plato enfrente de él, se los incrusta en las palmas de las manos situándoselas sobre el rostro y aterroriza a una muchacha. La escena pertenece a “El laberinto del fauno”, de Guillermo del Toro, […]

  • Sundance Parties

    Sundance 2018: The Insider's Party Guide

    BARCELONA — El “hombre pálido”, una criatura subterránea con la expresión de un lagarto, coge dos ojos que tiene en el plato enfrente de él, se los incrusta en las palmas de las manos situándoselas sobre el rostro y aterroriza a una muchacha. La escena pertenece a “El laberinto del fauno”, de Guillermo del Toro, […]

  • '12 Strong' film premiere

    '12 Strong': Chris Hemsworth Hopes Film Can Reduce 'Misconceptions' About Afghanistan

    BARCELONA — El “hombre pálido”, una criatura subterránea con la expresión de un lagarto, coge dos ojos que tiene en el plato enfrente de él, se los incrusta en las palmas de las manos situándoselas sobre el rostro y aterroriza a una muchacha. La escena pertenece a “El laberinto del fauno”, de Guillermo del Toro, […]

More From Our Brands

Access exclusive content