Todo va muy rápido en YouTube -- Hasta los goles

BARCELONA — “¡Goooooooooool!”

Y qué gol. Leo Messi lo protagonizó el miércoles 18 de abril, en el partido de Copa Barcelona-Getafe. Sólo, desde más allá de medio campo avanza por el flanco derecho con la convicción y la rapidez de un misil, burla con increíble rapidez a los cinco jugadores que le salen al paso y cuela el balón en la portería del Getafe.

Once segundos duró la carrera que instaló a los aficionados directamente en los limbos del éxtasis y que, al mismo tiempo generó el primer alboroto importante en España alrededor de YouTube.

Dos horas después del gol, los vídeos con la obra maestra de Messi, capturados desde las fuentes más variopintas, inundaron YouTube.

Audiovisual Sports (AS), propietaria de los derechos para televisión de la liga había vendido los derechos de los goles a las webs respectivas de El País, El Mundo y el deportivo Marca. De manera que solicitó la retirada de los vídeos.

Y YouTube accedió. “This video is no longer available due to a copyright claim by Audiovisual Sports”, podía leerse donde algunos videos estaban antes colgados.

Sin embargo, una semana más tarde, al introducir en Youtube las palabras “goal” “Messi” y “Getafe”, el número de uploads hallado era de 204.

Decepción. “YouTube nos dio a entender que nuestros contenidos adquiridos legalmente no entrarían en su portal (…) Imagínate la cara que pondrían nuestros clientes al ver que su producto más “caliente”, y por el que han pagado, está en todas partes”, declararon a Variety fuentes de una de las compañías de AS.

España es diferente en muchas cosas, pero en lo que respecta a estrategias y desafíos alrededor de Youtube todo resulta sorprendentemente familiar. Las empresas sueñan con las posibilidades de marketing del fenómeno y los propietarios de derechos lo contemplan como un enigma aún sin resolver a la hora de generar nuevos ingresos.

Siguiendo la estela de la BBC, Antena 3 TV inauguró un canal en YouTube a mediados de marzo. Aloja, entre otras cosas, vídeos con noticias, secuencias de sus series más seguidas y cuñas promocionales. El ejemplo fue seguido por otras cadenas (Cuatro, TVC), que colgaron parecidos paquetes de contenido.

Incluso el FC Barcelona tiene su propio portal, en el que pueden verse fragmentos de entrenamientos, ruedas de prensa, etc.

“Nos ha costado entenderlo”, reconoció Giorgio Sbampato, director general de Nuevos Negocios de Antena 3 en rueda de prensa, y valoró su alianza como una “forma perfecta de promoción”.

Otros ven la operación como un paso intermedio. “Además del efecto de fidelización que se crea hacia la cadena, para nosotros YouTube significa un primer paso para mostrar videos a terceros y permitir que éstos nos envíen los suyos, que posteriormente podrán difundirse en la cadena. Nuestro objetivo es la creación de contenidos por parte del usuario,” dice Santiago Miralles, director de CCRTV Interactiva, (TVC).

Borja Cobeaga tiene colgado su corto nominado para el Oscar “Éramos pocos”.

Se muestra agradecido a quien se lo puso en YouTube. “Hace que la gente lo vea, lo que ya es importante para un corto”, dice.

Para los realizadores en ciernes, YouTube es una tarjeta de presentación y promoción. Pero los acuerdos comerciales aún son escurridizos.

“Jellyfish Invasion”, de Albert Arizza muestra las evoluciones psicodélicas de las medusas en clave metafórica y apelando al calentamiento global. A finales de abril había recibido 781.274 visitas.

“Colgué el vídeo para comprobar el efecto. Nos ha escrito mucha gente. Un grupo de rock de Nueva York, The Vandelles, lo vio en MySpace y nos pidió permiso para utilizar las imágenes en sus conciertos. Sirve para llamar la atención y para comprarnos las imágenes, para venderlas a las operadoras de móviles”, explica Arizza. Pero todavía no ha cerrado ningún trato. “Aún no nos ha llamado ningún productor”, añade Arizza que tiene su primer largo en desarrollo, “Ramírez”.

“Lo que quieras oír”, de Guillermo Zapata, a finales de abril, se había anotado 5.2 millones de visitas. “Te abre puertas. Si envías tu guión a una productora, por lo menos se lo leen”, dice Zapata.

La publicidad parece ser la golosina soñada en un futuro próximo. Pero, lo que parece claro es que aún no están definidos los nuevos modelos de negocio y también que, en esta Babel icónica que es YouTube, hay una extraordinaria agitación. Y a río revuelto…

En España la inversión publicitaria online empieza a cobrar fuerza. El año pasado las empresas españolas se gastaron 310,5 millones de euros, lo que implicó un crecimiento del 91,38%, respecto a 2005, según datos de PricewaterhouseCoopers y el Interactive Advertising Bureau Spain (IAB Spain).

A río revuelto, ganancia de pescadores, pero por el momento ¿quién se está llevando el pescado a casa?

Filed Under:

Follow @Variety on Twitter for breaking news, reviews and more