Propietarios de derechos ensayan vías alternativas de distribución con la piratería como obstáculo

MADRID — El valeroso matador de 19 años Alejandro Talavante, la nueva sensación del toreo, puede demostrar su arte en la Feria de San Isidro de Madrid, que se celebra del 10 de Mayo al 2 de Junio.

Sogecable, operador líder de la TV de pago en España, ha decidido combinar esta ancestral tradición con las nuevas tecnologías. Así, el más prestigioso evento taurino del mundo puede disfrutarse en directo desde los teléfonos móviles 3G de Vodafone en Canal Plus Eventos, servicio premium integrado en la plataforma Digital Plus Móvil.

Lanzada en diciembre por Sogecable y Vodafone España, DPM emite 16 canales 24 horas al día, cinco en directo.

Este movimiento evidencia la evolución de Sogecable desde su condición de operador de TV satelital a la de productor y empaquetador de contenidos multiplataforma.

El consejero delegado Javier Díez de Polanco anunció en marzo negociaciones de Sogecable con operadores de cable e IPTV para la distribución de la joya de su corona digital, el servicio premium de deportes y cine Canal Plus.

DPM es una de las iniciativas lanzadas en España en el ámbito de las nuevas tecnologías. Ante la telefonía 3G, la IPTV y los portales web con video-on-demand, los propietarios de derechos de cine y TV se mueven con cautela en busca de innovadores acuerdos. La cuestión no es tanto si pueden hacer dinero –parece claro que sí-, sino realmente cuánto y si el negocio puede crecer.

El 25 de abril, el mini-estudio Filmax Entertainment y Orange España, división del gigante galo de telecomunicaciones France Telecom, abrieron el primer videoclub español para 3G con el éxito de Filmax “El perfume: historia de un asesino.”

Otros títulos de Filmax pueden disfrutarse también a través de servicios VOD en Internet -MXP Digital- o plataformas cerradas IPTV – Imagenio, Orange TV, Jazztelia TV.

EGEDA, entidad de gestión de derechos de los productores españoles, lanzó el 27 de marzo Filmotech.com, servicio online de venta y alquiler de películas que incluye inicialmente unos 250 títulos, además de cortometrajes y animación.

Otra entidad de recaudación de derechos, SGAE, opera desde 2003 La Central Digital, sistema de gestión de contenidos B2B que, aparte de música, comercializa unas 800 películas europeas y latinoamericanas a empresas de VOD y TV de pago.

“Intentamos estar en todas las tiendas VOD posibles. Las nuevas plataformas tecnológicas complementan la distribución tradicional en DVD,” explica Carlos Rojano, director general de negocio de Filmax.

Hay unanimidad al señalar que el futuro está en las nuevas tecnologías. Pero todavía tienen que superar obstáculos. Uno de ellos, la piratería. De junio de 2005 a junio de 2006, se descargaron ilegalmente 132 millones de películas en España, país líder de Europa Occidental en este aspecto. 750 videoclubs tradicionales, 15% del total, cerraron sus puertas en los últimos 18 meses.

Sin embargo, el VOD de las plataformas IPTV comienza a representar pequeños aunque útiles ingresos para distribuidores y productores.

Según Screen Digest, la cifra de abonados a servicios IPTV en Europa casi se doblará, pasando de 2.9 millones en 2006 a 5.6 millones en 2007.

España confirma esta tendencia. Imagenio, plataforma IPTV lanzada en 2005 por Telefónica, absorbe ya el 10% del mercado de la TV de pago. A finales de 2006, alcanzó 383.000 abonados, logrando 78.674 nuevos clientes durante el último cuarto, el 43% del incremento neto de suscriptores cosechado por la TV de pago.

El VOD de Imagenio incluye títulos de Disney, Paramount, DreamWorks y Warner, pero también de distribuidores independientes locales como Tripictures, Manga Films, Filmax, DeAPlaneta o Golem. Orange TV, servicio IPTV inaugurado en mayo de 2005, comercializa en VOD películas de Disney, Filmax y DeAPlaneta dentro de una cuádruple oferta. Jazztelia TV, por su lado, ofrece desde noviembre films de estreno y catálogo de Manga Films, Tripictures, Filmax y Versus Entertainment.

OJO TV, servicio VOD de ONO, cableoperador dominante en España, atrae al 70% de los 924.000 suscriptores de su oferta televisiva. OJO vende películas de estreno de estudios -Universal, Dreamworks, Fox, Paramount y Disney- e independientes -Manga, Filmax y Notro, entre otros.

Según fuentes del mercado, los operadores pagan a los distribuidores independientes hasta $8.054 como mínimo garantizado por films de estreno en VOD, añadiendo después el reparto al 50% de las ventas. Para films de catálogo, distribuidor y operador dividen ingresos equitativamente.

Algunos operadores ofrecen también una ventana de TV de pago, que supone entre $8.054-$26.847 por título, por debajo de lo que venía abonando la TV de pago en España.

Los retornos de los nuevos servicios pueden ser lentos. Telefónica lanzó en 2006 Pixbox, portal P2P legal de música y películas. En julio, pactó con Universal Pictures Spain para vender sus films en la red. En diciembre, Pixbox había registrado más de 150.000 descargas, pero básicamente archivos musicales.

Pixbox, en fase beta, espera “alcanzar una masa crítica de decenas de miles de usuarios,” asegura Telefónica, para tener operativo el P2P para películas.

Con más de 7 millones de usuarios de banda ancha en España, otras compañías se animan a activar portales VOD desde Internet.

Emulando inicialmente el modelo Netflix, en 2003 el grupo tecnológico Techfoundries lanzó MediaXPress Digital como un servicio de alquiler de DVD online con entrega a domicilio. Desde Noviembre, MXP ofrece descargas online, con títulos de Filmax, Manga Films, La Central Digital y la productora de animación D’Ocon Films.

Filmotech.com presenta su cine de catálogo a precios competitivos: $2, 62 por semana –con visionado ilimitado; $2,62 por tres visionados durante tres meses y Tuya Para Siempre –Download To Own- por $7,79.

Para los productores, Filmotech ofrece un atractivo modelo de negocio:

descontados costes de digitalización -realizada por EGEDA Digital- y puesta a disposición del usuario del film, el porcentaje del productor representaría más del 50% de los ingresos, según Fernando López, director de desarrollo corporativo de EGEDA.

Pese a los típicos problemas técnicos iniciales, Filmotech ha sido bien recibido por la comunidad cinematográfica española. Entre los títulos más descargados durante el primer mes aparecen “Juana La Loca,” de Vicente Aranda; “Lucía y el sexo,” con Paz Vega, y el clásico de Luis García Berlanga “Calabuch.” En dos meses, los contenidos de Filmotech estarán accesibles globalmente.

“Si queremos dar una alternativa a la piratería, los títulos de estreno tendrán que publicarse pronto en estos portales para que resulte efectiva la distribución legal,” comenta López, quien proyecta añadir títulos europeos.

Otros portales web con VOD aparecerán pronto, como FilmStar, promovido por Ociovisión. Actualmente testa su tecnología de compresión DivX con películas de Notro y su filial Versus.

FilmStar va a estar enfocado al alquiler y busca vincularse con el videoclub tradicional promoviendo su papel como agente comercializador a cambio de una comisión por ventas.

La Central Digital, cuyo catálogo incluye además 1.500 horas de animación europea, vende películas a operadores IPTV –Orange TV e Imagenio- y suministra derechos mundiales y tecnología streaming a portales de Internet VOD, entre ellos Orange.es, Ya.com, Cine.com e Instituto Cervantes.

Orange TV emite dos canales temáticos de La Central: Canal Autor, con cine independiente, y El Gato Feliz, dedicado a la animación europea. Ambos serán distribuidos próximamente por Imagenio.

Si una película de catálogo se vende a través de VOD por $2,15 netos, La Central entrega a su proveedor $0,81.

Para Sydney Borjas, director de estrategia audiovisual de SDAE-SGAE, los ingresos por ventas a IPTV crecen un 20-25% anualmente. En 2006, los comercializadores de contenidos de La Central a través de VOD online realizaron 60,000 transacciones. Pero, reconoce Borjas, “el consumo no acaba de consolidarse” en este sistema.

Los proveedores de contenidos sondean asimismo el desarrollo del mercado de telefonía 3G, que alcanzará a finales de año los 4 millones de usuarios en España. El acuerdo Sogecable-Vodafone para DPM marca un hito. Otros operadores siguen el mismo camino.

“Estamos empezando. Es importante probar los nuevos formatos para ver dónde deberíamos dedicar más energías,” explica Jacques Roldán, responsable de la unidad de nuevos medios de Sogecable.

Desde abril, los clientes de Vodafone Live! pagan $11,6 mensuales por acceder a DPM. Durante tres meses de pruebas con acceso gratuito, DPM atrajo más de 140,000 suscriptores. Filmax, por su parte, ha producido desde Filmax Mobile más de 1,000 clips multiplataforma.

Las películas comerciales tienen una breve trayectoria en los nuevos medios legales. En algunos soportes, contenidos para adultos, noticias, deportes y música han demostrado resultar bastante más populares.

Cuando esté consolidado, el VOD puede devenir en un significativo factor de financiación para el cine, aunque algunos productores lo dudan.

“Históricamente el cine ha financiado el lanzamiento de nuevas plataformas.

Una vez consolidadas, éstas le han retirado su apoyo,” dice Antonio Saura, de Zebra Producciones.

No obstante, Saura aprecia en las nuevas tecnologías “la creatividad y la relación cada vez más directa e inmediata con el público y, por tanto, menos manipulable.”

Filed Under:

Follow @Variety on Twitter for breaking news, reviews and more